Seguidores

Resumen de la historia

Leopold ha decidido marcharse de su pueblo, para ir a buscar a La Esperada, ja que ella es la única que puede salvar a los de su raza. Pero Leopold nunca ha salido más allá del bosque y no conoce nada del mundo exterior, lo que le hace más difícil la búsqueda. Y dentro de poco se dará cuenta, de que el tiempo se les esta acabando, y que deberá aprender a vivir en ese mundo, a ser como otro cualquiera.

Pero aún así no todos quieren dejar de ser hombres lobos, también están Los Otros, monstruos horribles que matan soló para ver el sufrimiento de su victima.

Una historia de una búsqueda y de un amor imposible en la que cada línea te sorprenderá.

Prólogo parte 3

No sé hacia donde me dirijo. Me gustaría pensar que nada de esto es real, que sigo en mi casa con mis padres y mi hermana. Pero la realidad no es nada parecido, y odio a la vida por eso. ¿ Porque no podemos ser felices sin ninguna montaña que escalar? Quiero poder ser feliz y tengo la oportunidad de hacerlo, pero antes debo acabar con este día.
Delante mío no hay nada, no sé porque mi cuerpo sigue avanzando. Me empiezo a cansar de tanto caminar. Llevo aproximadamente tres horas sin controlar mi cuerpo y aún no tengo ni una sola idea de como poder salir de esta situación, sin que nadie resulte herido. De repente veo algo de luz, aunque en un principio no me lo llego a creer del todo, porque estoy en lo más profundo del bosque. El bosque... le había prometido a Ahren que no entraría demasiado, pero supongo que no vale la pena pensarlo ya que no voy a poder evitarlo.
¡No puede ser! Es la luz del Sol, pero no me explico como puede estar aún si ya es de noche. Creo que esta vez mis ojos también me están engañando, porque es realmente imposible lo que estoy viendo ahora mismo. Sigo caminado y delante mío descubro una pequeña casona. Es de color ocre y hay .un jarrón con flores en la ventana. Al acercarme un poco más, descubro que alguien está asomado a la ventana. Mis peores pesadillas cobran vida, yo no quiero matar a nadie. Pero ya es demasiado tarde, estoy en frente de la puerta la cuál se esta abriendo sola, sin0 yo tocarla ni un instante. Ahora mismo lo único que me gustaría esperar es que solo ha sido un reflejo y dentro no hay nadie. Pero me equivoqué, sí que hay una mujer sentada en una silla. ¿Me está esperando? Creo que sí porque no se sorprende cuándo he entrado y eso solo puede tener dos posibles explicaciones.
Mi cuerpo está justo delante de ella, pero parece no importarle, incluso sonríe cuándo levanta la cabeza. Es una mujer mayor, tendrá unos sesenta años. Tiene el pelo gris y arrugas muy marcadas en los párpados. Sus ojos de un azul intenso hacen que se me pongan los pelos de gallina.
- Me alegro de verte - su voz grave parece cansada y no entiendo de que me conoce cuándo yo estoy completamente seguro que no la he visto en mi vida - Lo siento, te liberaré en un momento.
¿Te liberaré? ¿De que está hablando? De repente me siento un poco mareado y lo último que puedo ver en mis ojos, es mi cuerpo cayendo hacia el suelo.

2 comentarios:

amy. dijo...

hola! si te gusta el cine o si te gusta pasar miedo, entra en mis blogs y sígueme:)
Un beso!
PD: perciosa novela, te sigo!

Deneve dijo...

¡Hola! Me lo he leído todo y me ha encantado. Tengo bastante curiosidad por lo que pasara.Es pero que lo continúes pronto ¿va? Nos vemos.

Publicar un comentario en la entrada